REFlexion Espiritual Salmo 121,1-2.

Levanto la mirada hacia los Montes de donde vendrá mi auxilio mí socorro me viene del Señor que hizo los Cielos y la Tierra Amén.

Amigos, Hermanos, Jóvenes, enquién nosotros tenemos levantada la mirada, enquién nosotros la tenemos puesta, enquién nosotros hemos confiado, enquién nosotros hemos creído Amén. Por eso hoy el salmista nos invita y nos exorta a confiar plenamente en Dios a tener esa seguridad en El, a no poner nuestra mirada en otras cosas que no sea Dios porque de Él viene nuestro auxilio, nuestro socorro, en los momentos mas duros y difíciles de nuestras vidas, el salmista nos da una seguridad y confianza de nuestro Dios que por muy fuertes que sean las pruebas Dios está siempre con nosotros y cuando creemos que Dios se apartado de nosotros es cuando más cerca está de nosotros para consolarnos para escucharnos para atendernos para decirnos que no estamos solos que como todo Padre está pendiente de sus hijos por más rebeldes y orgullosos que seamos él siempre nos espera con los brazos abiertos para darnos su Amor y sanar nuestras heridas que nos agobian y lastiman por nuestras rebeldía Amen. Por eso en los momentos difíciles levanta la mirada hacia los Montes que es el cielo la casa de Dios su Morada Santa la tarima donde pisan sus pies y el vendrá a nuestro auxilio a nuestro socorro a nuestra ayuda y los sacarra de ese hoyo de ese abismo donde hemos caído Amen y Amen.

Y

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s